Aguileña (Aquilegia x hybrida)


  • Familia: Ranunculaceae
  • Desarrollo: Las inflorescencias no suelen sobrepasar los 60 o 70 cm de altura.
  • Follaje: Perenne. Puede perder la parte aérea en verano en caso de sequía, comportándose como una planta vivaz.
  • Crecimiento: Medio.
  • Rusticidad: Soporta las heladas.
  • Tipo de suelo: Fresco y húmedo, mejor si es de textura ligera.
  • Exposición: Media sombra. Se adapta a vivir bien al sol aunque requiere humedad constante.
  • Propiedades y usos: Cultivamos las aguileñas por la belleza delicada e inusual de sus flores, que aparecen en la primavera y continúan de manera más espaciada durante todo el verano, atrayendo a insectos polinizadores beneficiosos para la huerta o el jardín. El nombre genérico deriva de la palabra latina aquila (águila), en alusión a la forma de los pétalos, semejantes a las garras de las rapaces.

 

Las aquilegias forman un género con casi setenta especies de amplia distribución. Su cultivo como planta ornamental se ha extendido bastante gracias a su belleza y su rusticidad, lo que ha favorecido la existencia de numerosas hidridaciones, dando lugar a plantas con las flores simples y compuestas, de diversos y llamativos colores: amarillo, naranja, rojo, rosa, azul o blanco, siendo bastante frecuentes las formas bicolores.