Aralia (Fatsia japonica)


Fatsia japonica

4,50 €

  • 1 kg
  • disponible
  • Tiempo de envío 24-48 horas. Los pedidos que incluyen plantas se envían a principios de semana (lunes a miércoles).
Planta joven en maceta de 13 cm
Planta joven en maceta de 13 cm

Familia: Araliaceae

Origen: Japón.

Follaje: Perenne. Puede perder parte de su follaje si la planta se expone al frío, aunque rebrotará con el aumento de las temperaturas.

Exposición: Sombra.

Rusticidad: Tolera las bajas temperaturas.

Propiedades y usos:

Arbusto de hermosas y grandes hojas palmatilobadas. El nombre del género procede de la palabra japonesa fatsi, que significa "ocho dedos", en referencia al número de lóbulos que tienen la mayoría de la hojas maduras. Estas son de color verde intenso, brillantes, muy decorativas.

 

Se emplea mayormente como planta de interior, aunque los resultados son fabulosos cuando encuentra su lugar en el jardín, en espacios húmedos y sombreados, preferentemente al abrigo de los vientos. Es entonces cuando la aralia adquiere un gran porte, pudiendo llegar a crecer entre los tres y los cinco metros de altura en las condiciones adecuadas.

 

En cambio, no le agradan los interiores calurosos y secos, por lo que se debe mantener alejada de la calefacción y las fuentes de calor.

 

Las inflorescencias aparecen en el otoño, en forma de panículas sobre las que se desarrollan umbelas de flores blancas. Los frutos, de color oscuro en la madurez, también resultan decorativos.

 

Aunque la aralia tiene diversos usos terapéuticos, conviene saber que su savia puede provocar dermatitis en pieles sensibles y que su ingesta, tanto de las hojas como de los frutos, resulta tóxica. 

Fotografía: Aline Dassel
Fotografía: Aline Dassel