Cebollino (Allium schoenoprassum)


Allium schoenoprassum
Allium schoenoprassum
  • Familia: Amarilidaceae
  • Origen: Cánada y Siberia.
  • Desarrollo: Matas herbáceas de crecimiento basal, con menos de 50 cm de altura y 50 cm de anchura.
  • Follaje: Cáduco. Normalmente perderá la parte aérea en invierno.
  • Crecimiento: Rápido.
  • Rusticidad: Muy rústica
  • Tipo de suelo: Suelos húmedos y ricos.
  • Exposición: Pleno sol.
  • Propiedades y usos: Excelente planta culinaria. Todas sus partes tienen un efecto beneficioso sobre el sistema digestivo y la circulación de la sangre. Mejora el apetito, es digestivo, hipotensor y tónico. Tiene propiedades similares a las del ajo, pero en una forma mucho más leve, por lo que rara vez se utiliza medicinalmente.

Planta vivaz de la que se consumen las hojas, con una menor concentración en alicina que sus parientes la cebolla o el ajo, por lo que su sabor resulta más suave. También se puede hacer uso de las flores y de las raíces, aunque el bulbo que forma es muy pequeño respecto a otras plantas del género. 

 

Resistente a las heladas, en climas continentales pierde la parte aérea en invierno para rebrotar en la primavera. A partir del segundo año florece desde la primavera hasta el otoño. Las flores, aunque de menor tamaño que en otras plantas del mismo género, no carecen de valor ornamental, tanto por su hermosa tonalidad violeta como por su abundancia.

 

Gracias al aprovechamiento que se puede hacer de la planta durante buena parte del año, se puede cultivar tanto en macetas como en suelo libre. En el huerto, evitando su emplazamiento junto a otras aliáceas, funcionará bien su asociación junto a numerosas plantas hortícolas, especialmente las zanahorias y las tomateras.