• Familia: Crassulaceae
  • Origen: Eurasia y Norte de África.
  • Porte: Rastrero.
  • Desarrollo: No supera las 10-15 cm de altura.
  • Follaje: Perenne.
  • Crecimiento: Medio.
  • Rusticidad: Tolera las bajas temperaturas.
  • Tipo de suelo: Suelos con buena capacidad de drenaje.
  • Exposición: Sol.
  • Propiedades y usos: Esta planta, que crece silvestre en tejas, muros y piedras, se puede emplear en rocallas, jardines verticales y cubiertas ecológicas. Tradicionalmente se ha empleado el jugo de sus hojas para curar las heridas gracias a sus propiedades astringentes y cicatrizantes.

 

Al igual que ocurre con muchas especies del género, la planta tiene numerosos nombres vernáculos. Concretamente en Cortelazor mucha gente llama "coquitos" a estas pequeñas macollas que crecen sobre las tejas antiguas, las grietas de las paredes y los muros de piedra. Las hojas toman un hermoso tinte rojizo con el sol. Florece abundantemente en el verano, cuando el follaje casi desaparece bajo las panículas de pequeñas flores blancas.