Pelargonios aromáticos

Dentro del género Pelargonium, además de los pelargonios o geranios cultivados tradicionalmente por sus flores, encontraremos una sorprendente variedad de fragancias gracias a los aceites que impregnan sus hojas y tallos. Aromas mentolados, cítricos, manzana madura, resina de pino y rosas, los aceites de muchas de estas plantas se extraen para su empleo en perfumería y cosmética natural. Además, tanto las hojas como las flores de muchas de estas variedades son comestibles y se emplean para aportar aromas a tortas y pasteles.

 

En su hábitat natural, como sucede con otras plantas aromáticas, el olor que desprenden las hojas actúa como elemento disuasorio frente a los herbívoros al mismo tiempo que funciona como un fuerte atrayente de insectos polinizadores.

 

Es interesante encontrar e interpretar las notas aromáticas de cada variedad. En algunos pelargonios existen notas altas dominantes, pero a menudo los matices se mezclan ofreciéndonos resultados sorprendentes. ¡Encuentra tu aroma favorito!