Pelargonium betulinum


Pelargonium betulinum

Pelargonio de hojas de abedul. Olor a alcanfor.

2,50 €

  • 0,35 kg
  • disponible
  • Tiempo de envío 24-48 horas. Los pedidos que incluyen plantas se envían a principios de semana (lunes, martes).
  • Familia: Gerianaceae
  • Origen: Zonas costeras de Sudáfrica, desde Yzerfontein en la costa oeste hasta Knysna en la costa este del Cabo Occidental, donde crece en llanuras y dunas arenosas.
  • Porte: Frondoso y abierto.
  • Desarrollo: 75 cm de ancho x 75 cm de alto.
  • Follaje: Perenne. Hojas pequeñas, de hasta 3 cm de largo por 0.7-2.5 cm de ancho, de forma ovalada u ovada, con cortos pecíolos aproximadamente 1 cm de largo. Son algo duras y correosas, con el margen serrado (los dientes suelen adquirir una tonalidad rojiza) carentes de tomento o cubiertas de pelos finos y cortos.
  • Crecimiento: Rápido.
  • Rusticidad: No tolera las heladas.
  • Tipo de suelo: Ligero, con buena capacidad de drenaje.
  • Exposición: Sol o media sombra.
  • Propiedades y usos: Planta medicinal. Las hojas contienen aceites esenciales y se usan para la tos y otros problemas del pecho, mediante inhalación. Tradicionalmente se emplea en pomadas para curar heridas. En algunas regiones de Sudáfrica, también se usa para aliviar el dolor de estómago. Este pelargonio tiene además un gran interés ornamental: las flores, grandes y atractivas, aparecen en abundancia en la primavera (en nuestra latitud), dispuestas en inflorescencias de tres a cuatro flores, ocasionalmente de hasta seis. El color de las mismas es variable, siendo lo más común encontrar flores rosadas y purpúreas (aunque también existe una forma blanca). Todas las flores tienen rayas púrpura purpúreas en los pétalos, particularmente en los dos pétalos superiores. Crecerá vigorosamente tanto en suelo libre como en contenedores. Se emplea en borduras y setos variados de arbustos y vivaces, parterres de plantas aromáticas y jardines costeros.