Salvia rusa (Perovskia atriplicifolia)


Salvia rusa (Perovskia atriplicifolia)

1,80 €

  • 0,5 kg
  • disponible
  • Tiempo de envío 24-48 horas. Los pedidos que incluyen plantas se envían a principios de semana (lunes a miércoles).
  • Familia: Lamiaceae
  • Origen: Zonas esteparias y montañosas del sudeste y centro asiático: China, Paquistán, Afganistán y Turquía. Debe su nombre al general ruso Vasili Perovski, quien la introdujo en los jardines occidentales a partir de su descubrimiento en 1837, cuando comandaba una unidad del Ejercito Imperial Ruso en Afganistán.
  • Porte: Abierto. Es aconsejable una poda de mantenimiento a finales de otoño o en invierno para favorecer que la planta brote de manera más uniforme en la primavera.
  • Desarrollo: Crecerá hasta los 120 cm de altura.
  • Follaje: Caduco.
  • Crecimiento: Rápido.
  • Rusticidad: Soporta bien las heladas.
  • Tipo de suelo: Suelos con buena capacidad de drenaje.
  • Exposición: Sol.
  • Propiedades y usos: Este hermoso arbusto de hojas aromáticas de color verde grisáceo tiene múltiples usos, tanto como planta medicinal como por su valor ornamental y paisajístico. Se le atribuyen varias propiedades terapéuticas en la medicina tradicional asiática. Sus flores, que crecen en panículas muy ramificadas y abundantemente durante toda la temporada de finales de primavera hasta mediados de otoño, son comestibles, con un sabor dulce y levemente picante. Sin embargo, su follaje normalmente será rechazado por los herbívoros: el aroma de sus hojas es algo amargo, como una mezcla entre una salvia y una lavanda. 

 

En el jardín, donde destacará por su aspecto ligero y su abundante floración azul o violeta, se puede emplear para la formación de macizos arbustivos o en combinación con otros arbustos de porte similar. También se puede cultivar con éxito en macetas.

 

Planta de gran resistencia que podemos emplear en jardines de bajo mantenimiento. También es empleada para la fitoremediación de suelos contaminados gracias a su resistencia y rápido crecimiento y su capacidad de absorción de metales pesados.

 

Sus flores, siempre visitadas por abejas, aves y mariposas, son un fuerte atrayente para la flora auxiliar de los huertos y jardines.